Extintores nuevos y antiguos
Extintores nuevos y antiguos.

Nuestra historia

TALLERES CALAFORRA se fundó en 1945 como taller de calderería, estructuras metálicas y recipientes a presión.

En el año 1950 se empezaron a fabricar extintores para mayoristas, manteniendo las anteriores actividades. En el año 1976, TALLERES CALAFORRA se trasladaría desde el barrio de Patraix de Valencia a la nave industrial ocupada en la actualidad, sita en la localidad de Picanya y, es a partir de este momento, en el que se dedicará en exclusiva a la fabricación de extintores. A mediados de la década de los 90, aprovechando la experiencia y la buena reputación en el mercado, se decidió emprender trabajos de mantenimiento y distribución directamente al cliente final, manteniendo siempre Nuestra Misión empresarial: “ofrecer la máxima calidad y el mejor servicio del mercado”.

En 2001 se crearía el departamento de obras y proyectos, encargado del diseño, instalación y mantenimiento de los sistemas de detección y extinción, tanto fijas como automáticas. Y ya en 2007, se añadiría un nuevo servicio, la aplicación de protección pasiva frente al fuego.

En la actualidad TALLERES CALAFORRA sigue ofreciendo la máxima calidad en nuestros productos y servicios, tal como lleva haciéndolo en los más de 60 años de historia de la Empresa, siendo nuestro objetivo seguir mejorando y ofreciendo a nuestros clientes el mejor servicio técnico y humano posible. Fruto de esta constante evolución, en el año 2011 se decidió dar una nueva imagen a la empresa, modificando el logo de la compañía, manteniendo en todo momento, la esencia de la misma en esta nueva imagen.

¿Te interesa este producto o servicio?

Déjanos tu email y te enviaremos más información

Ofrecemos los datos que necesites saber para que el servicio de ignifugación, detección y extinción de incendios sea el óptimo para tus necesidades.